Fotógrafo, foto, instantánea, captador de imágenes, retratista, observador, foto-periodista, fotografía documental, reportero, fotografía de noticias, fotografía de moda, cámara, registro de imágenes, paparazzi, fotografía de paisaje, objetivo, lente, obturador, fotografía nocturna, toma, imagen, diapositiva, negativo, sensor, blanco y negro, color, escala de grises, bitono, virados, revelador, grano, ruido, exposición, diafragma, velocidad, abertura: tiempo.

La fotografía es inspiradora, extrae la esencia de las cosas, evoca e «informa». Se ha convertido en un medio de expresión universal. La fotografía es especial, hace que nuestra imaginación se dispare dejando espacio a la libre interpretación según las vivencias de quien las observa. También, permiten conservar cosas. Con una buena foto estoy seguro de que no volverás a olvidar. Los fotógrafos, trabajan como una especie de testigos, informando con su educada mirada y mostrando aquello a lo que normalmente no le damos importancia, aquello que quedaría oculto de no ser por esas miradas que se salen de la norma. ¿Realmente seductora verdad?. Por eso las fotografías nos gustan tanto.

Existen muchos tipos de fotografía como el retrato, o el autorretrato. Se puede también fotografiar el espacio (ciudades y paisajes), realizar bodegones, hacerle fotos al propio cuerpo, explorar la creatividad con la moda, contar historias con fotografías, publicarlas en redes y documentar con ellas. La fotografía ofrece un sinfín de posibilidades, y todas ellas pueden llegar a ser rentables.

Para encontrar un trabajo en fotografía es necesario entender como funciona la industria creativa y cómo entrar a formar parte de ella. En creatividad todo gira entorno al esfuerzo, y eso ofrece resultados que pueden ser aprovechados como una ventaja que logre encontrar tus puntos fuertes.

Define que tipo de fotógrafo quieres ser

Por mi parte, dejé la fotografía de reportaje de eventos (hablo de bodas, fiestas nocturnas y derivados) porqué la probé y a pesar de resultar rentable, no me sentía cómodo entre multitudes. Continué con la fotografía de moda, porqué me permitió ganar dinero con ella. Pero lo que siempre me ha interesado, es la fotografía como medio para trabajar emociones. Llegó un momento en el que no tenía nada más que contar, y como me sentía más cómodo con el diseño gráfico; decidí dedicarme al branding y a la comunicación, dejando la fotografía como un «hobbie» que resulta complementario a mi profesión.

Antes de lanzarte al mundo de la fotografía  analiza qué tipos de trabajos vas querer realizar en base a tu personalidad. Eso va a poder ofrecerte una visión de cómo tienes que comunicarte con tu público objetivo. Al realizarte esta pregunta, llegarás a las conclusiones adecuadas para que te resulte más fácil definir como va a ser tu proceso de venta,  también te será de utilidad,  para definir por qué canales de comunicación realizarla.

¿Quieres enseñar a la gente a realizar sus propias fotografías? ¿Vivir las mejores fiestas de tu ciudad? ¿Estar a la moda? ¿Cubrir las noticias y documentar? ¿Ayudar a otros a conocerse mejor por medio de la foto-terapia? Que hacer y con que intención solo lo vas a saber tú. Así que define tu «reason why» y descubrirás como comunicarte con tus clientes.

Crea una muestra tu trabajo

Tal y como hemos hablado unas líneas más arriba, la fotografía y la industria creativa se mueven en base a los resultados, y es imprescindible que tengas una muestra de trabajos para poder enseñar tus cualidades para que tu público vea de qué eres capaz. Claro, esto supone un esfuerzo porqué vas a tener que preparar un trabajo de muestra algo extenso y adaptar el mensaje a cada canal comunicativo en el que esté tu posible cliente.

Para un fotógrafo solo se necesita una web, una cuenta de Instagram, otra de LinkedIn, además de unas tarjetas de visita monas, todo ello, con un buen branding, que debe estar al servicio de una estrategia de comunicación. Vas a tener que preparar contenido para 3 medios de comunicación digitales, y otro, offline.

Esto implica la creación de una muestra de trabajos adaptada para cada grupo de segmentación de los intereses de tu público objetivo. Imaginamos que has definido que te vas a dirigir a eventos, fotografía de moda y a ofrecer talleres. Tienes tres segmentaciones, por lo tanto, si un book fotográfico de los antiguos, lo concluye una serie de 10 a 12 fotografías: tendrás que realizar de 30 a 33 fotones que serán tu portfolio web. Además tendrás que documentar el proceso en vídeo para Instagram, realizar unos 30 autorretratos y selfies, unas 250 fotografías para documentar tu «livestyle» en esta misma red social, escribir unos 20 posts  en tu blog aplicando estrategias de marqueting  de contenidos en LinkedIn y conseguir alguien que te haga el branding y la web. Con todo esto, creo que es suficiente para ponerte en marcha y lanzarte al mundo de la fotografía comercial.

Tienes que darlo todo en la creación de tu muestra de trabajos. Ello va a implicar que tengas que planificar y bocetar con antelación cada una de las fotografías en referencia a una idea en concreto, que refuerce tus características diferenciales en cuanto a estilo, y que se adapte visualmente a las expectativas de tus posibles clientes para que se sientan reflejados en las imágenes que les muestras. Conseguir una conexión empática con la persona que observa la fotografía es fácil de realizar si has hecho un trabajo de análisis antes de la toma fotográfica. De esta manera serás más eficiente.

Cuando trabajaba como fotógrafo, me di cuenta que muchos de los modelos que me contactaban para la realización de books fotográficos, era debido a que la sesión anterior que había realizado les había gustado. Pondré un ejemplo ilustrativo: realicé una sesión fotográfica donde aparecía un modelo masculino, con un juego de contraluces mientras fumaba tranquilamente; esto llevó a que otro le gustara los aires de masculinidad que transmitía la imagen, proponiéndome fotografiarlo de la misma manera, tomando como referencia esa fotografía de la sesión anterior. Por el motivo que fuere, el segundo modelo quería encajar dentro del cliché de masculinidad porqué sabía que eso podía aportarle trabajos futuros en los que se sintiera cómodo. Esta situación se repitió constantemente en las sesiones que realicé durante un par de años. Tu muestra de trabajos como fotógrafo va a ser determinante en referencia a el tipo de clientes que te contratarán. Es por eso por lo que esta parte del pre-trabajo debe realizarse de manera consciente.

Si no hay pruebas no ha sucedido

Ahora bien. Dispones de las ideas adecuadas pero necesitas materializarlas con pocos recursos. No tienes estudio propio y no sabes cómo conseguir uno, te pasa lo mismo con los modelos.

Tira de amigos, envía correos electrónicos a agencias de modelos (siempre van a estar dispuestas a realizar intercambios para «newfaces»), contacta con maquilladores que estén empezando, diseñadores de moda que quieran promocionar sus creaciones, organiza y dirige las sesiones para condersarlas en uno o dos días y alquila un estudio fotográfico por horas en tu ciudad.  ¡Luces, cámara y acción! Book on. Si has hecho el trabajo previo serás rápido, eficiente y creativo. Solo tendrás que reproducir las fotografías que has bocetado con anterioridad y podrás disponer de algún momento de improvisación de fotografías, que podrás reutilizar en Instagram, por ejemplo.

Asegúrate de que algún colega que disponga de cámara de vídeo te capte trabajando y documente lo que pase en esas sesiones en las que dispones de medios técnicos suficientes. Esto es positivo para la comunicación de tu marca en redes sociales.

 

Rentabiliza tu equipo

Cuando vivía en Bogotá alquilaba mi equipo de iluminación a un fotógrafo que asistía, trabajo que compaginaba con otro como director artístico en un consorcio joyero. Lo cierto es que el sentimiento de poseer ha cambiado por completo en la actualidad. Los equipos fotográficos son por norma general son de precio elevado, te animo a que los amortices lo antes posible alquilándolos. Mantener una relación emocional con tu cámara te saldrá caro a lo largo del tiempo. Además. alquilar el material te dará la posibilidad de conocer a diferentes compañeros de profesión con los que podrás hacer networking. Todo son ventajas.

 

Date tiempo para el proceso de retoque

Estamos hablando de realizar un producto fotográfico que influirá en lo que harás en un plazo de tiempo relativamente corto, date tiempo para disfrutar del proceso. Prueba diferentes tipos de tratamiento de imágenes, no solo ha de gustarte a ti el resultado, sino que vas a tener que contentar a un tipo de target en concreto con tu estilo fotográfico. Aléjate del estrés y permítete descansar. Permítete también el dejar la mente en blanco y tomar las decisiones adecuadas en cuanto al tratamiento de las fotografías que has creado. Disfruta del proceso.

 

Ya sabes quién eres

Me gustaría introducirte una pregunta. ¿Cómo eres? Y con ella me refiero a que como te comunicas con los demás. Define una estrategia de comunicación previa – comunícate como eres. – Te va a ofrecer claridad para realizar el trabajo de triaje de fotografías en medios sociales. Saber de que vas a hablar en Instagram es una buena idea, tanto como lo es también el impactar a tu público con las imágenes. Aprovecha el poder de la palabra para hacerlo. Tienes el espacio para poderlo hacer. ¿Qué quieres compartir? Es tiempo de hacerlo.

 

Tienes el conocimiento necesario

Si estás aquí porqué acabas de empezar, antes vas a tener que practicar para sacar buenos resultados. Un fotógrafo tiene que afinar la composición, la puesta en escena, estar acostumbrado a trabajar con personas, ser rápido en la toma de decisiones, estar acostumbrado al trabajo en equipo trabajando de manera colaborativa. Si alguna de estas funciones te resultan complejas, entrena para mejorarlo. Lo bueno es que todas ellas: se pueden aprender para poder desarrollar el trabajo de manera adecuada. Si todo eso ya lo sabes, ¡Genial! Vas a ir más rápido.

¿Cuánto sabes de fotografía? ¿Qué te fascina de ella? ¿Qué te ha aportado desde que la practicas? ¿Cómo hacer fotografías? Son preguntas que pueden estar bien para plantearse una lluvia de ideas de temáticas que pueden ser del interés de las personas con las que compartirás contenidos en LinkedIn. Es momento de escribir, fotografiar para ilustrar y introducir trabajos fotográficos. Prepara una lista de los 20 temas más interesantes sobre los que hablar. Valora sobre los que mejor se te dan y crea el contenido. Es una tarea algo tediosa, pero te dará una recompensa. El compartir es esencial para trazar una buena relación con tus clientes y conocidos.

Este trabajo vas a tenerlo que realizar de manera constante si quieres posicionar tus contenidos en una web. Con 20 temas de los que hayas generado contenido, tendrás tiempo para ir trabajando y preparar algo nuevo, mientras vas testeando la efectividad del contenido que compartes para revisar el primer piloto de la web que vaya tirando. Hazte con una versión premium de posicionamiento SEO para WordPress.
Premium Seo Pack WordPress Plugin tiene un costo de 44 dólares en Themeforest. Es una opción más rentable que YoastSEO.

Si tienes dudas en cuanto a la creación de una web puedes consultarme en el formulario que habilito en el final del post. Es privado y me llega a mi inbox de email. Encantado estaré de facilitarte la información adecuada.

 

Define tu identidad y branding

Este es un momento agradable. Vas a tener que definir tu propio estilo. Para llegar a una buena solución gráfica tienes que analizar el trabajo que has ido realizando anteriormente, y después, tomar decisiones. Empezarás por la manera en la que te haces llamar, continuarás con un logotipo, la elección de dos fuentes tipográficas, los colores que te representan, el tipo de tono comunicativo, etc. todo ello, analizando la estrategia de comunicación. Es importante que todos los elementos en los que te expones (como son la RRSS y tu web) sean fieles a las decisiones que tomas en este punto, guardando una uniformidad de estilo visual en todos los elementos. Esto no tiene que significar que tienes que usar la misma plantilla para todo. Más bien interpreta este «tip» como que tienen que estar acordes al tono de comunicación que has decidido explotar, es importante que sea adaptable al medio en el que expones tus mensajes de marca. Ofrece una experiencia enriquecedora en línea. Posiciona los contenidos y todo irá mejor. Confía.

 

Crea un calendario editorial con indicadores

Los calendarios editoriales te ayudan a programar el contenido que publicarás en las redes sociales. Puedes crear uno para cada red social donde tendrás presencia. Disponiendo de una visión global de lo que quieras compartir te permitirá exprimir mucho más el contenido adecuado. Este trabajo es aconsejable realizarlo cuando todo el material esté listo.

Medir la efectividad de lo que estás compartiendo también es importante, solo así podrás redirigir la estrategia en el caso de que no funcione. Define que vas a medir y cómo lo vas a hacer. ¿Vas a tener en cuenta solo el alcance? ¿El feedback recibido? ¿las ventas que logres hacer?. Todo ello es medible, pero tendrás que tener unos indicadores para saber qué te está funcionando y que no para ser efectivo con tu comunicación.

Si programas el contenido en redes sociales solo tendrás que preocuparte de interactuar con tu audiencia de manera positiva y podrás disponer de mayor tiempo para hacer otras cosas, como el dedicarte a trabajar. Es una cuestión de gestión del tiempo. El hecho de que las redes sociales sean de registro gratuito no te asegura que no vayas a tener que gastarte dinero en promoción y que tengas que hacer una gran inversión de tiempo para preparar todo el contenido que compartirás. Las redes sociales consumen tiempo y dinero. Recuerda esto último cuando estés cansado. Te animará a continuar hacia adelante.

 

Deja un espacio para la cooperación

Quiero darme una licencia de lo que normalmente la gente no habla en voz alta: Si quieres dedicarte a esto de la fotografía, vas a tener que trabajar gratis, haciendo inversiones de esfuerzo y tiempo en muchos aspectos. No solo desde el punto de vista de la preparación del material de muestra de trabajos y contenido para tratar de conectar con tu audiencia. Sino que también vas a tener que hacerlo para promocionar tus servicios y realizar materiales nuevos. Esto tienes que saberlo y valorarlo antes de decidir dedicarte a esto. Trabaja de manera desinteresada con otros compañeros de profesión, deja espacios a la colaboración para el autobombo, implícate en proyectos que a un primer momento no parecen rentables, pero que a un largo plazo te ofrecerán difusión y recononocimiento. Ofrece charlas gratuitas, comparte lo que sabes y tu visión de vida se verá enriquecida.

 

Se constante en el tiempo

Probablemente tardes un tiempo en ver los resultados de todo este esfuerzo que te propongo realizar, para que puedas lanzarte a trabajar en el mundo de la fotografía. Posicionar los contenidos en la red y aplicar un plan de comunicación en medios sociales ofrece una rentabilidad a medio plazo. Lo más seguro es que tardes de uno a seis meses en obtener resultados. Compagina el trabajo con otros que te permitan tener rentabilidad y liquidez inmediata, y plantéate dedicarte exclusivamente a esto cuándo tengas indicadores suficientes para definir que todo el esfuerzo ha sido rentable.

Todo esto es el resultado de la experiencia que obtuve cómo fotógrafo de moda, trabajo que desarrollé en España y en Colombia durante un tiempo de dos años. Me encantaría saber si te ha servido lo compartido para ayudarte en el planteamiento de tu negocio en fotografía. Te dejo un formulario privado que está enlazado a mi cuenta de correo personal para que puedas comentarme si te ha sido útil esta información.

 

¿Cómo te llamas? *

E-mail *

Teléfono *

Asunto

Mensaje*

Responsable: Joel de las Heras Bean Finalidad: Responder a los comentarios, dudas y sugerencias sobre los servicios que ofrece Jöel y mantenerte informado por correo electrónico de los eventos de la web de www.joeldelasherasbean.com Tratamiento: Tus datos no serán cedidos ni vendidos a terceros, puedes solicitar la baja de tus datos personales en cualquier momento.